martes, 27 de enero de 2015

Porque sí.

Porque se acerca el día en que callas,
y haces como si nos nos conciéramos,

como si todo lo compartido se lo hubiera llevado el viento

y de un plumazo ya no existiésemos

y aún te quedan ganas de seguir ahí en pie, como si no pasase nada

como si las cenizas de tu ser ya no fuesen capad de hablar, no sólamente al viento que pronuncia tu nombre
siquiera a mi, que tanto

te amé, y aún te amo.

9 comentarios:

  1. uf, es un momento donde todo parece detenerse..cuando los sentimientos son contrarios..
    Muy hermoso!

    ResponderEliminar
  2. Tristes tus letras Amapola linda.
    una lluvia de besos que dibuje tu sonrisa

    ResponderEliminar
  3. Querida Amapola, al final del recorrido siempre es más feliz quién más amó...
    Sentidas y enamoradas letras, feliz semana.
    Besos, Pilar

    ResponderEliminar
  4. ¿Porque quizás ese día ya no te merece?

    ResponderEliminar
  5. Qué hermoso tu quejido al viento,
    seguro que te traerà besos de amor
    muy pronto, Amapola
    :*)

    ResponderEliminar
  6. Precioso!!!, muy bello, !qué fuerza!, no se merece quien obra así ni ápice de cariño, besines!

    ResponderEliminar
  7. Que dolor desprenden tus letras...y que realidad tan habitual.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Amar y después de todo, seguir amando!!

    ResponderEliminar
  9. Triste poema este. ¡ Ay el amor! Tantas veces equivocando su trayectoria, dejando tristeza en el camino, no encontrando el destinatario adecuado...

    ResponderEliminar